lunes, 5 de agosto de 2013

Declaran cuatro sobrevivientes de la Masacre de Capilla del Rosario

Son testigos claves para el juicio

El imputado Mario Nakagama durante la inspección con su abogado.

El juicio por la Masacre de Capilla del Rosario -iniciado el pasado 6 de mayo- verá su continuidad durante la jornada de hoy, ya que cuatro testigos claves para el devenir del juicio ofrecerán su declaración testimonial ante el Tribunal Oral Federal. Los cuatro testigos son sobrevivientes de los violentos sucesos acaecidos entre el 10 y 12 de agosto de 1974 en inmediaciones de la Quebrada de los Walther y la Capilla del Rosario. Todos llegarán de distintos puntos del país con el objetivo de explicar ante los magistrados su grado de participación en el intento de copamiento del 17º Regimiento de Infantería Aerotransportada y la forma en que lograron huir tras el fracaso rotundo que sufrieran como consecuencia de la intervención de las policías Federal y Provincial, y de las Fuerzas Armadas.
En este sentido, es importante destacar que si bien dos de los cuatro testigos en reiteradas oportunidades han asegurado haber sido parte del grupo supuestamente dirigido por el Hugo Irurzún -alias Capitán Santiago-, nunca rubricaron estas afirmaciones por medio de una declaración testimonial formal ante los investigadores y la Justicia Federal. Por esta razón, ésta será la primera vez que hablen en el marco del proceso de la causa de manera formal dando a conocer la información sobre los hechos de agosto del ‘74.
Su testimonio es clave para el juicio ya que podría apuntalar las versiones brindadas por el exconscripto José Gambarella, quien explicó que presenció en forma directa cuatro fusilamientos, además de haber guiado personalmente al tribunal y las partes del proceso en la inspección ocular por medio de la cual se determinó el espacio físico donde los violentos hechos tuvieron lugar.
Puntualmente, estos testimonios podrían abonar la hipótesis principal de debate del juicio -la existencia de los fusilamientos y por ende crímenes de lesa humanidad- explicando los detalles posteriores a los primeros enfrentamientos hasta el momento fehacientemente comprobados.
Uno de los puntos a determinar con mayores precisiones -más allá del testimonio de Gambarella- es si los guerrilleros de la Compañía de Monte “Ramón Rosa Jiménez” estaban armados al momento de su muerte o no. Por otro lado, cabe destacar que los cuatro testigos -entre ellos Mario Paz y Jorge Ramírez- efectivamente fueron víctimas de violentos episodios de torturas en aquel entonces y además debieron purgar en forma posterior a los hechos de Capilla del Rosario una condena de 10 años de prisión por asociación ilícita.
La audiencia arrancará en las primeras horas de la mañana y, dada la importancia de los testigos, se espera que se extienda durante toda la jornada. Los sobrevivientes darán una conferencia de prensa posteriormente.

Inspección ocular

En una de las últimas jornadas de acción del juicio, el tribunal y las partes intervinientes acudieron al lugar donde habrían acaecido los hechos con José Gambarella -exconscripto- como guía para reconocer el espacio físico de los hechos.
El abogado Montero -defensor de los imputados- criticó con dureza ese procedimiento acusando al testigo de “sacar a pasear” al tribunal sin conocer el lugar.

Fuente: http://www.elesquiu.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario