martes, 21 de agosto de 2012

“Los mataron como matan los cobardes, por la espalda”

Cuerpo a tierra, de cara al suelo como pidiendo clemencia a las piedras. Se rindieron entregando sus armas ante la presencia de centenares de hombres de las fuerzas policiales, militares y civiles (autoridades del gobierno). Los fusilaron sin piedad y en una desigualdad enorme de condiciones, ante la mirada de quienes arrogantes desgranaban órdenes.
 
Con este hecho, mal que le pese a quien le pese, un día 12 de agosto de 1974 comienza el terrorismo de Estado en Catamarca, seguido por la consecuente persecución, represión, detención, desaparición y muerte. En noviembre del mismo año, perderíamos con el estado de sitio todas las garantías constitucionales.
Como marco, no se puede ni se debe olvidar que vivíamos en un país que recién recuperaba la democracia, gobernaba en Catamarca Hugo Mott, por lo consiguiente no se puede soslayar lo que estaba sucediendo, es el principal responsable por haber sido en ese entonces la primera autoridad en la provincia.
 
El pasado 24 de marzo, en el recinto de sesiones de la Legislatura, con motivo de conmemorarse 36 años del golpe cívico-militar en un acto del senado, el Dr. Guillermo Díaz Martínez expresó como director provincial de DD. HH. que se llevaría “Capilla del Rosario” a juicio de Lesa Humanidad. Ya se cerró el 1er juicio, estamos en la espera de que se haga realidad lo prometido.
 
El Dr. Guillermo Díaz Martínez renunció a la Dirección Pcial. de DD. HH. hace un par de meses. Espero que esta promesa no quede en una expresión de deseo y se materialice a través de quien fuere. A quien lo haga, que sea con total responsabilidad y compromiso, contundente, sin dejar espacios vacíos que luego se llenan de dudas. Que involucren y querellen a los civiles que participaron es muy fácil de comprobar, sólo basta mirar las muestras fotográficas de Eduardo Aroca el día de la masacre, son más que elocuentes. Que consulten al Prof. Jorge Perea quién investigó y estudió el caso. Que agoten todos los resortes posibles con el fin de resolver este triste episodio que manchó con sangre esta bendita tierra. Que no subestimen testimonios; por el contrario, que incentiven y animen a las personas a colaborar con sus vivencias para cerrar este caso que pide luz, con todo el rigor de la Justicia. Porque no podemos esperar 38 años más de injusticia… para que, por sobre todo, las almas de los compañeros puedan descansar en paz.
Compañeros asesinados en Capilla del Rosario, ¡presentes, ahora y siempre!

Lila Nora Macedo - Primera presa política - Mujer de Catamarca -Integrante de la Asociación de ex presos Políticos de Catamarca

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada